Mesa de economía feminista

Nuestra

experiencia

Progresivamente la Mesa de Economía Feminista ha ganado reconocimiento dentro de organizaciones sociales, la academia, el sector público y organizaciones de cooperación internacional, en temas asociados a la economía feminista.

My Image

​​​​​​​Ha posicionado la visión de un nuevo modelo de desarrollo propuesto por la economía feminista cuyo centro sea la sostenibilidad de la vida y el bienestar y no la acumulación de capital y de esta manera se  logre superar las consecuencias nefastas sobre la mayoría de la población, en términos de igualdad y acceso a recursos, del modelo neoliberal impuesto en la mayoría de nuestros países.

 

La Mesa de Economía Feminista ha contribuido al análisis,  divulgación y explicación del aporte del trabajo doméstico y no remunerado a la economía, cuyo valor agregado de acuerdo a la Cuenta Satélite de Economía del Cuidado supera el de cualquier otro sector económico y equivaldría al 20% del PIB.

 

A su vez, ha contribuido al análisis y divulgación de cómo los roles de género han determinado que la  economía del cuidado esté a cargo, en su gran mayoría, de  las  mujeres, generando discriminación y exclusión hacia ellas en el mercado laboral y  afectando su autonomía económica, perpetuando de esta manera, relaciones de poder desiguales tanto al interior de los hogares como en la esfera de lo público.

 

La Mesa de Economía Feminista ha contribuido a hacer visible como las políticas macroeconómicas no son neutrales al género y ha trabajado específicamente sobre las políticas de cuidado, laboral y tributaria.

 

En alianza con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE, diseñó un curso sobre Economía Feminista dirigido a funcionarios públicos y organizaciones sociales que permite una mayor comprensión de sus alcances conceptuales y sociales.

 

A través de alianzas, ha organizado conversatorios y seminarios internacionales  sobre temas como Género y Política Fiscal.  Ha sido invitada a participar, en forma puntual, en espacios institucionales de diseño de políticas y en espacios legislativos como la Comisión de Género del Congreso de la República.